lunes, 25 de agosto de 2014

LOS DESEOS DISCONFORMES EN LA PAREJA




       Por mucho que nos empeñemos en decir que ambos sexos son iguales, no es cierto. Hay situaciones o momentos en que usamos un lenguaje distinto que puede provocar ciertos “mosqueos” en la pareja.
         ¿Quién no se ha enfadado porque él no te acompaña al supermercado o se ha olvidado un aniversario? o ¿cuántas veces no has discutido porque él siempre tiene el mando a distancia y no te deja ver una película? Hay que tener claro que hay cosas personales que a ambos nos molestan, pero….. ayssssssssss estamos condenados a ceder y llegar a un buen consenso por el bien de la pareja.
¿Es verdad que es difícil llegar a comprender a los hombres? ¿Nosotras somos tan complicadas que nuestro lenguaje no es entendible?
         Cuando nos enamoramos somos capaces de ceder en todo, pero con el paso del tiempo  vemos que nuestros caracteres, gustos o manías no llegan a ser compatibles con los de la pareja. ¿Qué se puede hacer? Yo, personalmente, creo que no se deben de renunciar a cosas que son verdaderamente importantes por eso que llamamos amor. Creo que la pareja debe ser más flexible y ver en qué cosas se puede llegar a un buen entendimiento.
         He realizado un recorrido por distintos portales de internet para investigar los deseos que no debes esperar de él si no quieres vivir disgustada cada dos por tres.

          Comenzamos por ellas: las he citado según mi criterio personal y he añadido otras que considero importantes.

Iniciativa en una disputa: si nosotras somos sinceras, debemos reconocer que les damos cien vueltas a las cosas y él no está por la labor de discutir. Así que no te enfades, quizás el no le da importancia que tú le puedes dar y le quita hierro.

Deportes (fútbol): acepta de una vez que para él el fútbol es su hobby y que le relaja (aunque a veces parecen energúmenos). Nunca cambiará un encuentro futbolístico por ver una película romántica contigo. 

 Que adivine las cosas: sí, nosotras esperamos que él adivine qué nos puede estar pasando y vamos con indirectas. ¿Tan difícil es ser directa? Si te ha ocurrido algo o estás molesta, coméntaselo sin dar demasiados rodeos. Otra cosa es que te responda como esperas de él.

Sexo: algunas mujeres piensan que ellos siempre están dispuestos a mantener sexo. ¿Son máquinas sexuales? No,  habrá momentos en que les pueda pasar  como a nosotras, y no tenga ganas de sexo. No te comas el “coco” y no pienses que ya no le gustas o que tiene a otra en su mente. Quizás está estresado o tiene problemas en el trabajo. Intenta seducirlo con mimitos y si no “cuela”, pues respétalo.

Que cambie por ti: al inicio del enamoramiento no vemos los defectos  o manías de nuestra pareja, pero con el paso del tiempo pueden ponernos de los nervios. No podemos  corregirla y resaltar sus defectos, pues podemos hacer que se sienta un desastre. Esta pretensión puede llegar a ser un chantaje emocional que afecte a la relación de pareja. Hay que aceptarle tal y como es. Si hay algo que te molesta díselo.

Deseos masculinos en desacuerdo con ellas
        Al igual que nos pasa a nosotras, ellos tienen ciertos deseos con respecto a nosotras que no podremos cambiar por mucho que que se empeñen. ¿Por qué muchos hombres nos califican de tiquismiquis? Pienso que lo tienen muy negro si creen que pueden modificarnos.

Compartir armario y baño: aysssssss…nosotras necesitamos mucho más espacio en el armario que ellos, pues nuestra ropa y complementos ocupa más sitio. Mejor que él  se quede con el de la habitación de invitados.
        Respecto al baño, queda claro que la gran mayoría de las cosas son nuestras (cremas de día y de noche, lociones, perfumes, maquillajes, secador, plancha, sales de baño…)  y ¿qué tiene un hombre?, pues la maquinilla de afeitar, la loción para después del afeitado, alguna colonia y, algunos, cremas para la cara. ¿Para qué necesita la mitad del espacio?

Limpiar el armario: es una tarea que nos cuesta mucho hacerla y quizás tengan razón. Sin embargo, ellos no entienden que nos cuesta desprendernos de ropa, aunque ésta tenga varias temporadas. Los hombres se quejan de que si no las usamos para qué las guardamos y el armario está a reventar. Y luego solemos decir que no tenemos nada que ponernos….aysssssssss…
Ellos tienen lo justo y se deshacen de lo que no se ponen.

Juntos de compras: es una cosa que, la gran mayoría de los hombres odia, pues no tienen paciencia. Ellos son más rápidos a la hora de comprar. Ellos no se tiran horas para elegir unos zapatos. Se prueban unos, y si les quedan bien, los compran. No soportan la idea de que nos probemos ropa y complementos. Odian  ir de una tienda a otra esquivando a la gente y, además les cargamos con todas las bolsas. ¿Le has escuchado que refunfuña cuando asomamos la cabeza por el probador para preguntarle otra vez si le gusta cómo nos queda el pantalón?  Hay que comprender que a nosotras nos gusta ir de compras y que, además, nos divierte.


Mirar a otras mujeres: vas de paseo y tu pareja, con mucho morro, se vuelve para ver mejor a la chica que acaba de pasar. ¡Y encima esperan que no nos moleste! Decir que los hombres no miran a las mujeres, aunque estén en pareja, es mentira. Y les da igual que vayas a su lado o estén solos, tienen un morro que se lo pisan. Seguro que no se han fijado en sus ojos, no…seguro que serán sus senos y sus glúteos.



23 comentarios:

  1. espero que esta nueva etapa sea tan positiva como la anterior

    ResponderEliminar
  2. Hola Agueda, aprecio que en este nuevo espacio, sigues escribiendo a cerca de la tan traída y llevada pareja. La verdad es que debemos reconocer, que tiene una buena parte de importancia. Una buena convivencia y no menor entendimiento entre ambos es motivo sobrado de tener presente para que todo marche dentro de la normalidad deseada. Está claro que el comportamiento del hombre es distinto al de la mujer en muchos sentidos, pero eso entra dentro de la tolerancia que debe existir en la pareja.
    Un abrazo cordial
    Emilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro Emilio que hay que entenderse o morir en el intento si pretendemos tener una buena armonía en pareja. Ceder y tener paciencia, unas veces unos y otras veces los otros. Gracias por tu visita y comentario. Un besito

      Eliminar
  3. Sí Agueda, has dado en el clavo, aceptarse y respetarse es fundamental aunque no es tarea fácil. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  4. Sí, Agueda, estoy de acuerdo contigo, aceptarse y respetarse es fundamental aunque no es tarea fácil. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimada Aurora: no, no es tarea fácil la convivencia y depende del grado de complicidad, amor, y respeto que exista dentro de ella para que todo llegue a buen puerto. Un besito niña

      Eliminar
  5. La discrepancia básica desde mi punto de vista (el de un hombre que no es aficionado al fútbol) está en la palabra, en su exceso (¿qué quiere decir ella, por qué no va al grano?) y en su defecto (¿por qué no dijo que deseaba esto o aquello?).

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  6. Tras: es verdad..¿por qué nos cuesta decir las cosas y damos rodeos?
    Al final se forma un lío increíble. Un placer volver a verte y leerte. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola, Agueda, buenas tardes, qué tal…?

    Una alegría pisar la hierba mágica de este tu jardín digital.

    Disculpa si no he pasado antes… es que en este planeta los días son demasiado pequeños…

    Yo estas cosas de la relación es que las veo de un modo distinto, más desde la antropología. Por eso, discúlpame pero no suelo estar muy de acuerdo con algunos conceptos que se dan como cosa común o cosa normal.

    En la relación de pareja, se suele confundir demasiado a menudo el amor y el sexo. Y son conceptos que puede llegar a haber hasta un universo de uno a otro.

    Por ejemplo, expones (como expone muchísima gente): «¿Es verdad que es difícil llegar a comprender a los hombres?»

    A los hombres desde un punto o a las mujeres desde el otro… Yo eso no lo entiendo. No veo diferencia entre entender a una persona u otra. Y me da igual que una persona tenga en la sociedad el papel de mujer que el de hombre… Yo veo personas.

    Por eso, perdóname, pero no suelo entrar en estos debates. O a veces si lo hago, es jugando.

    -

    Pero también quería decir algo con el día especial que tenemos hoy al ser mañana día 27.

    Y en el teclado me salen estas letras…

    No hay mayor crecimiento que el de conocimiento en la persona.

    No temáis por las puertas que se cierran,
    alegraos por las puertas que se abren.

    Nosotros estamos juntos, pues el espacio de lugar está en nosotros.

    Felicidades en tu nuevo caminar.

    Nos vemos aquí.

    Un abrazo.

    http://www.bubok.es/autores/juan_u

    Juande.

    -

    ResponderEliminar
  8. Mi querido amigo Juande: nos guste o no y, aunque seamos personas, hay diferencias entre hombres y mujeres..y no sólo en el sexo. Me alegra volver a vernos por aquí, pues mañana cierran el chiringuito. Me da mucha pena, pues desde el 2008 llevaba escribiendo allí y es como que se "muere" algo nuestro. No entiendo, porque nadie lo ha explicado, el por qué lo cierran. Como bien dices cuando se cierra una puerta, se abre una ventana...y espero que sigamos todos unidos y escribiendo donde sea. Mil besitos amigo

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa, me alegra verte como siempre aunque mejor mas de cerca jejeje. Esto me recuerda lo de los tacones junto a las chanclas. Que se podrí añadir perfectamente a lo que dices. Yo creo que en el fondo es un poco de educación y sensibilidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Carlos: jajajajaja, también me alegra verte por aquí. Gracias por tu comentario, muy sabio. Un besito

      Eliminar
  10. Hola, Agueda. Bienvenida! La convivencia cotidiana solo es posible con un proyecto comun, mucho respeto al otro y comunicacion directa y libre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Igoa: muchas gracias por tu bienvenida y comentario. Estoy de acuerdo con lo que expones. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  12. Buenos días Águeda:

    Has hecho un recorrido por los desencuentros cotidianos de la pareja y es muy real para mí, y pienso, que sólo reparamos en estos "detalles" con ánimo de enmienda cuando realmente nos interesamos en la buena marcha de la relación, sino, sólo vemos la paja en el ojo ajeno y vivimos el día a día avanzando por la cuerda floja. Sin embargo, cuando nos sucede algún percance o sufrimiento personal y nuestra pareja se desvive por aliviar y compartir nuestra pena, sentimos con ternura lo grato que es contar con su presencia y amarla como es.

    Un abrazo Águeda.

    ResponderEliminar
  13. Pensador: me alegra que te haga gustado y comentes este primer artículo en esta nueva casita. De los errores se aprende y muchas veces estamos a tiempo de solucionar los problemas y no lo hacemos. Es maravilloso tener a una persona a nuestro lado que nos demuestre lo que nos ama. Feliz fin de semana. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola Agueda, que alegria me da ir encontrando a los comunitarios...
    Espero yo tambien que esta nueva etapa sea tan buena como la anterior.
    De hecho tus post siguen siendo tan interesantes y amenos como antes, o más.
    Los hombres son unos incomprendidos (pobrecitos) ja,ja,ja pero es que nosotras somos muy complejas y hay que tener paciencia y darnos muchos mimos.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puri: muchas gracias por venir a ver y comentar en esta nueva andadura...te he agregado como uno de los blogs que sigo, porque es un placer leer y comentar a todos los amigos/as de La Comunidad. En las relaciones de pareja hay que tener paciencia y comprensión. Un besito

      Eliminar
  15. Y sigue por aquí la profe guapa hablando de el ser más tonto de la tierra, el hombre. jajaja. Es broma. Pero el tema da para mucho así que volveré para ver que dicen elllos y ellas. Un beso, preciosa, y buen día. Tu blog es muy bonito que lo sepas..
    Caris sin loguear,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caris: aysssssssssss..muchas gracias cielo, te doy de nuevo las gracias por ser la "madre" de todos los que estamos en esta nueva plataforma. El blog me lo diseñó mi hija mayor, pues yo soy un poco patosa. Besos

      Eliminar
  16. Un análisis equilibrado -creo- de dos "enemigos" que se quieren o, al menos, comparten.
    Sencillo análisis pero tan real como la vida misma.

    ResponderEliminar