lunes, 13 de abril de 2015

RELACIONES AMOROSAS TÓXICAS: NO CARGUES CON ELLAS



         Hay relaciones de pareja que han pasado de ser maravillosas o bonitas, en las que no hay respeto, ni deseo,  y en las que se sufre más de lo normal. Muchas veces es uno de los miembros de la pareja el que está sometido a un desgaste emocional y físico por tratar de “salvar” esa relación.
      Hay relaciones insanas y que sacan lo peor de uno, cuando tendría que ser lo contrario. Cuando existen las críticas destructivas, pasividad,  insultos (algo que jamás se debe permitir); cuando tu pareja arruina la gran mayoría de los momentos felices; cuando el clima en casa pasa de bueno a malo en cuestión de días o sencillamente no eres bien tratado…aysssssssss estás viviendo una relación tóxica, que no acabará muy bien. ¿Merece la pena?

         ¿Por qué vivir en una espiral pésima en la que sientes que te ahogas? ¿Por qué dejas que tú autoestima acabe por los suelos y, encima, te sientes culpable de algo que no sabes muy bien qué es?

          María somatizaba todas esas tensiones (sufría de migrañas, dolores estomacales, ansiedad, tristeza, llantos…) A nivel emocional no estaba bien, pero, a la vez que creía estar enamorada de él, quizás las señales fueran de miedo y que obviaba; a veces sentía rabia y de las que se sentía culpable, pero lo más doloroso era la decepción y frustración que sentía a su lado, sin embargo….era incapaz de romper con Mario.

         No entendía por qué seguía viviendo ese drama de pareja. Por más que las personas que la queremos se lo decimos, ella niega la evidencia y encima, la gran mayoría de las ocasiones salía en su defensa. Incluso su aspecto físico ha cambiado, antes era una mujer feliz y ahora ha perdido la alegría y sólo muestra una cara de amargura.

         Cuando  salía sin él se la veía liberada e incluso contenta. En esos momentos tenía claro que debía acabar con su relación y hacía planes sin él.  No tenía ganas de volver a casa, pero volvía….El efecto de bienestar o felicidad era relativamente corto, mientras que la ansiedad  e infelicidad eran más frecuentes… ¿Realmente eso es amor? Cuando amas a una persona haces las cosas CON amor y no POR amor. ¿Verdad?

        Para mí su pareja es una especie de parásito que se alimenta del otro para sobrevivir. La hace subir a la luna y bajar a los infiernos en poco espacio de tiempo. Miente con mucha maestría y la culpabiliza a ella de sus fracasos. Nunca asume la responsabilidad que tiene en sus actos. No hace absolutamente nada por cambiar. (Mucho prometer y poco hacer)
        Me consta que ese tipo de parejas pueden estar mucho tiempo juntas. Se han enquistado y se hacen co-dependientes, con alta tolerancia al dolor y sufrimiento. María pensaba que ella sería su salvadora, que podría cambiarlo y fantaseaba creyendo que, ésta vez, todo iría bien..

        Es difícil dejar este tipo de relaciones destructivas, pero se puede…si se quiere (este es el primer gran paso). Hay parejas que rompen sin más: avisan de que van a romper  toda comunicación y lo llevan a la práctica por mucho que duela o el otro insista (que lo hará, prometiéndote que va a cambiar).

         Está claro que hay que pasar el “mono” así que lo mejor es estar con amigos, familiares o hacer actividades en las que no pienses mucho.  Sobre todo hay que mantenerse firme y no volver.

       Otras parejas acuden a un especialista en éste tipo de problemas y hacen terapia de pareja. Si de verdad hay amor e intención de que la relación funcione… todo se puede superar. Yo creo que el amor es libertad, satisfacción, alegría, deseo, empatía, comunicación, complicidad….si no tienes todo esto en tu relación… entonces,  María no conoces lo que es el amor







36 comentarios:

  1. María me consta que me lees...haz caso de las personas que te queremos...estás quemando tu juventud con alguien que dice quererte pero que te está "chupando la sangre"....un beso

    ResponderEliminar
  2. La relación de pareja es treméndamente complica. Jamás se debe de ir más allá cuando adivinas que lo que vas a hacer es daño a la otra persona. Se describe muy bién la relación de pareja y según veo, todos se casan, hasta los gays y las lebianas...Nacemos con el sueño de enamorarnos para la eternidad de una persona y en realidad sí nos enamoramos y se enamoran de nosotros pero, muchas veces esa unión se hace tóxica. Hay gente que me confiesa una opción que jamás reparó en ella: no casarse. Cuando se descubren que los besos no saben a nada y que después de la boda no llega la felicidad (porque no están preparados) llegan los desengaños y las desilusiones...
    Yo soy soltero de nacimiento y creo que así seguiré. No conozco una pareja que funcione bién sin mucho maquillaje así pues, no creo en el matrimonio. La soledad es dolorosa y la gente se mata por hallar una compañía pero, yo nunca me siento solo ni me aburro por disfrutar de todo lo que hago. Compartir una vida es hermoso y tener hijos algo sublime. Se sueña de puertas para adentro y aplicarlo a la realidad, muchas veces es traidora de sueños rotos...La enormidad del corazón nos hace ser seres irrepetibles y poca gente descubre las maravillosas facultades de su pensamiento. A veces se busca aquello que nos rodea sin saber que vive en nosotros y nos complicamos tremendamente la vida. La educación de la familia a veces deja mucho qué desear y nos hacemos mayores sin estar preparados; justo entonces se nos viene el mundo encima.
    El dolor se hace insoportable hasta amargarnos la vida y todo lo que somos en defectos aumenta como una lupa hasta dejarnos en nada. La vida está llena de desengaños que cuando tocan a nuestra puerta, ya podemos rezar para que se acaben pronto...No hay nada más serio que el amor; te juegas tu futuro en algo que parece divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paso encontrados: cuando una relación de pareja es tóxica lo mejor es decir adios. Muchas gracias por tu comentario. Un beso

      Eliminar
  3. Es imposible ayudar a alguien que no quiere ser ayudado y se convierte en un ciego sin bastones que tropieza una y otra vez con la misma piedra...pero cada uno tiene su vida y sus circunstancias un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa: así es...pero es una pena que malgaste su juventud..en algo que no acabará bien. besos nena

      Eliminar
  4. Es imposible ayudar a alguien que no quiere ser ayudado y se convierte en un ciego sin bastones que tropieza una y otra vez con la misma piedra...pero cada uno tiene su vida y sus circunstancias un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Primero te digo que me gusta que mi blog de comentarios de libros LOQUELEO te interese. No tengo inconveniente de que me sigas, al contrario, me gusta. El asunto que tratas del amor tóxico, desgraciadamente es muy frecuente y muy difícil de detectar porque te vas metiendo sin darte cuenta y parece que tiene que ser desde fuera desde donde te han de decir que has entrado en una dinámica peligrosa. Hay que echarle paciencia y no rendirse. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio: muchas gracias, em interesa mucho tu blog. Gracias por tu comentario...no se debe uno rendir ante nada. Un beso

      Eliminar
  6. Mas claro el agua y lo explicas divinamente. Si hay un resquicio por donde meterse a arreglar con ayuda ajena muy experta, puede solucionarse; pero si esperas a que otro u otra se meta...encima cuernos. Y ya es imposible. Esto es lo que pienso, pero tu lo dejas muy clarito y mejor dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos: por experiencia he aprendido que mejor no "meterse en camisa de onces varas, porque encima sales apaleado"...cuando hay problemas hay que acudir a un especialista en la materia...o cortar por lo sano....un besazo resalao.

      Eliminar
  7. María Tiene mucha suerte. Hay personas a su alrededor que no le justifican.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: siempre que se pueda ayudar o aconsejar a los demás, hay que hacerlo...luego es cosa de ellos que lo resuelvan. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  8. Hola, Agueda.
    Las relaciones toxicas envenenan el alma. Y las personas que tienen una relacion de estas, se estan auto destruyendo ellas mismas. No es facil salir, pero no imposible, es solamente tener las agallas. Suerte para tu amiga!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yessy: muy bien dicho....a María le faltan agallas...espero que cuando se de cuenta no sea ya demasiado tarde. Un besooo

      Eliminar
  9. Es importante que recuerdes la toxicidad de algunas relaciones y la necesidad de que eso termine, aunque sea casi incomprensiblemente muy difícil.

    Toda la maravilla del amor puede convertirse en lo peor que le ocurra a alguien. Quizá haya que cambiar algunos conceptos sobre el amor para que ese tipo de relaciones no se produzcan.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  10. Independiente: así debería de ser...pero aysssssssssss..los humanos somos complicados hasta en esto del amor. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola...vaya problemón que expones.
    ¿Y... qué digo yo ahora?
    Todos conocemos de cerca o de lejos a esa María anónima, como conocemos a esa pareja anónima.
    En épocas pasadas, en el Consultorio de Elena Francis, era fácil la respuesta: eran consejos para la mujer sumisa, que hay que aguantar, que si abnegación, que si por los hijos, la economía, que si hacer la vista gorda...
    Pero esos tiempos ya pasaron.
    Hay consultorios modernos para la mujer liberada de hoy.
    A mi me resulta difícil darlos, Tan sólo exponer los principios y derechos de libertad que todos conocemos. No tiene sentido una relación donde no hay respeto. Y con esto ya está todo dicho.
    Por lo demás , todos sabemos que cada relación es como una selva de difícil acceso para los de fuera.
    Pues éso, lo comentado: una charla sincera con un consultor de relaciones humanas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Justin: así es...ya no estamos en los tiempos de Elena Francis. La mujer ha dejado de ser sumisa y aceptar todo en nombre de los hijos, que pienso es un error, ni de la economía, de del qué dirán...pero está en la misma mujer hacerse de respetar y si algo no funciona, pues buscar una solución, ya sea con profesionales o decir adiós sin más. Gracias por tu aportación. Un beso

      Eliminar
  12. Hola, Águeda. Ese tipo de relaciones hay que cortarlas por lo sano o mejor dicho, por tu salud física y mental. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes: tienes más razón que un santo, pero está en la persona el darse cuenta de que está dentro de una relación perniciosa...un besazo

      Eliminar
  13. Describes hoy una situación,Águeda, que me parece claustrofóbica... y creo que son pocos los que aguantan estar encerrados, ni siquiera unos minutos, en un ascensor. No digamos si esa relación tóxica se prolonga durante años...
    Quisiera ser optimista y pensar que, con buena voluntad y ayuda de especialistas, se puede salir de esta relación tóxica.
    Un saludo: Emilio

    ResponderEliminar
  14. Emilio: las relaciones tóxicas se pueden solucionar si la persona que las sufre está decidida a terminar con ella, pero cuando no es así, porque no lo ve, porque no quiere saber que la padece, poco se puede hacer. Gracias por tu comentario. Un beso

    ResponderEliminar
  15. El problema ... es que el intoxicado no se entera. Poco a poco el envenenador le convence de que no vale una mierda, mientras se hace pasar por un individuo/a estupendo de cara al personal.
    Si acudes a un especialista... el problema del entorno se agudiza (eres tú la que está mal)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: y merece la pena vivir así?...un saludo

      Eliminar
  16. Hay que ser valientes, no pensárselo dos veces y poner fin a ese tipo de relaciones que acaban con uno.
    Un beso Águeda

    ResponderEliminar
  17. Aurora: mi querida poetisa, en primer lugar es la persona que está intoxicada la que debe darse cuenta, el problema es que no se lo dan o no quieren verlo y siguen así mucho tiempo. Desperdician su vida....un besito niña, paso a leerte.

    ResponderEliminar
  18. Tuve una pareja unos años que cada mañana la dejaba 100 euros en la mesilla.
    Un día NO se los dejé y no volvió.
    Creo que se hizo prostituta..., porque no podía vivir sin mí.
    -
    Un beso mi querida Águeda.

    ResponderEliminar
  19. Será porque soy un alma libre, que no podría vivir enjaula, saldría volando al segundo día, jaja. Como siempre, querida Agueda, ¡Fenomenal!. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Borreguero: aysssssssss mi niña ya te añoraba...yo tampoco podría llevar ahora una relación que me intoxique...muchos besos cielo

      Eliminar
  20. Mi querido Eloy: jajajajajaja...me encantan tus comentario...bueno qué narices me gustas como persona..un besito

    ResponderEliminar
  21. Me he acordado de lo que dijo no sé quién: para negar algo con la cabeza lo primero es tener una cabeza. Todo eso también forma parte del machismo cutre que ha dominado esta sociedad tantos años. No me extrañaría que esa tal María de la que hablas hubiese visto esas cosas desde pequeña en su casa como algo normal. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Germán: María es una chica joven y creo que en su casa no ha vivido esa situación. Quizá en los tiempos de Franco sería algo normal, pero hoy en día yo no lo creo así. Un beso y gracias por tu visita

      Eliminar
  22. Hola ya volvimos del puente y aqui estoy por tu casa.
    Bueno las relaciones de pareja son dificiles cuando uno de los dos no pone de su parte nada más que para aprovecharse del otro. El problema es cuando uno quiere y estás como ciego hasta que un día te das el estacazo y entonces ya no tiene remedio. Maria debería tomar una decisión urgente.
    Besotessssss cuidate

    ResponderEliminar
  23. Sabores: tienes toda la razón en tu comentario..pero hasta que no te has dado el porrazo no ves nada....un besito y dulce inicio de mes.

    ResponderEliminar
  24. Hola Águeda, además de bien escrito es muy cierto.
    Desgraciadamente, conozco un caso que le costo muy caro....
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Mi querido paisano Juan José: por desgracia yo también conozco un caso muy cercano y que de momento no ha tenido solución, por este motivo me atreví a escribir lo que siento, pienso y veo. Un beso amigo

    ResponderEliminar