sábado, 16 de mayo de 2015

LA PASIÓN TURCA: novela y película



Creo que la mujer, más que el hombre, está hecha para la aventura transoceánica del amor”, Antonio Gala.
 Antonio Gala Velasco nació en Brazatortas (1930), un pueblo pequeño de Ciudad Real.  El escritor tiene allí una placa que reza: “aquí nació el escritor cordobés Antonio Gala”. Nunca habla de ese pueblo, aunque su padre fue médico de dicho lugar. Quizás sea debido a que se marcho a Córdoba muy niño y no echó raíces allí.
 Tengo que confesar que no es de mis escritores favoritos, pero no hay duda alguna que Gala ha cultivado todos los géneros (periodismo, poesía, novela, relato, ensayo, guión televisivo….) En la actualidad intenta luchar contra un cáncer.

“La pasión turca” me enganchó desde el primer momento que llegó a mis manos, entre otras cosas, porque no hay nadie como Gala para describir las pasiones y los sentimientos de la mujer. La primera parte de la novela te engancha y absorbe. Sin embargo, he de reconocer, que  la acción que trascurre en Estambul se hace pesada en algunos tramos.

Al final no dejas de preguntarte: ¿Cómo se puede perder el juicio de la manera que lo hace la protagonista y abandonarlo todo por un amor egoísta y promiscuo? La novela de Gala nos relata la tormentosa pasión entre Desideria (española) y  Yamán (un turco). Nos habla de cómo ese amor gobernará y destruirá la vida de esa mujer.

La novela está bien narrada y explicada en los cuatro cuadernos en los que Desideria nos desgrana su vida, estando ya viviendo en el país turco. Como es capaz de hacer cualquier cosa por estar al lado de la persona que cree amar. No le importan las humillaciones, los malos tratos o la gran dependencia física y emocional que tiene hacia ese hombre. Las páginas finales de la novela  proceden del relato de Pablo Acosta, amigo de Desideria y que traja para la Interpol.

Desideria es una chica de provincias que se casa con Ramiro, quien es bastante religioso.  Ella cree que tiene una vida acomodada y sin sobresaltos. Su marido no la satisface en la cama ni consigue tener un hijo. Para salir de la monotonía suelen  hacer viajes con bastante frecuencia; acompañados por dos matrimonios amigos (Felisa y Arturo y Laura y Marcelo). El último viaje que realizan es a Turquía. 
Allí  Desideria se enamorará de Yamán  que es, entre otras cosas, el guía turístico del viaje. Entre ambos se inicia una relación sexual muy pasional.
A su regreso a España ya nada será igual en la vida de Desi. Abre una tienda de alfombras con el fin de hacer “escapadas” al país turco, con el único fin de seguir esa relación amorosa. En uno de esos encuentros se queda embarazada. Se lo confiesa a su marido y éste, que no puede tener hijos, acepta ese embarazo siempre que ella rompa con Yamán.
Todo parece ir bien en la vida de Desi, pero a los dos meses de nacer Carlos, éste fallece y, tras el entierro del niño, ella abandona al marido y se marcha a Turquía en busca de Yamán.
Ya en Estambul vivirá con Yamán humillaciones y vejaciones. Incluso se someterá a un aborto y a conocer que no volverá a tener más hijos y todo por conservar a ese hombre. Al final, Desideria no puede aguantar más los celos y la vida que lleva con él y se suicida.

LA PELíCULA

La película la dirigió y adaptó Vicente Aranda en 1994. Está protagonizada por Ana Belén (Desideria), Georges Corraface (Yamán), Ramón Madaula (Ramiro), Silvia Munt (Laura), Helio Pedregal (Arturo), Loles León (Paulina), Francis Lorenzo (Marcelo) y Blanca Apilánez (Felisa), entre otros. El film logró un premio Goya a la mejor banda sonora, compuesta por José Nieto.

Antonio Gala y Aranda no lograron ponerse de acuerdo  con el final de la película.   Aunque se rodaron dos finales, el escritor no ayudó en el rodaje. En la novela Desideria muere y en la adaptación de Aranda, éste optó  por el desenlace en el que ella dispara a Yamán y huye.  Hay que indicar que Vicente Aranda realizó bastantes cambios con respecto a la novela.

El rodaje en Estambul se realizó bajo amenazas de muerte debido a los resquemores de los turcos con algunos aspectos de la novela. Se ha publicado que Aranda contó con la protección de cincuenta policías.
En un principio el director pensó en la actriz Victoria Abril para el papel protagonista, pero al final optó por Ana Belén. Quizás prefirió la sensualidad al erotismo de Victoria.

Ana Belén: contaba con 43 años de edad cuando rodó la película y realmente demostró una gran madurez sexual al interpretar las escenas de alto contenido erótico. Pienso que supo regalarnos todo un recital dramático y erótico a la vez. El papel de Desideria tuvo que ser duro de interpretar, pues a veces encarnaba a una mujer  dura, fría, madura, contradictoria, fuerte y débil, a la misma vez que apasionada, erótica y sensual…pero que al final se da por vencida, llegando a quitarse la vida.

Georges Corraface: interpretó al turco Yaman (El Único). Francés de nacionalidad y, que allá por los años 90, fue objeto de deseo de muchas mujeres y, seguro que, de algún hombre también. En nuestro país era un actor desconocido pero “La pasión turca” lo acercó a nuestro cine y al idioma, pues no conocía el castellano.
Tras el éxito de la película rodó alguna obra más, pero sin tanta repercusión.  Personalmente, no me gustó el personaje de Yamán, quizás por ser un individuo egoísta, maltratador, promiscuo, sin escrúpulos  y que usaba a las mujeres como objetos para su lucro.

Como siempre recomiendo la lectura de la novela y la visualización de la película.



23 comentarios:

  1. Espero que os guste. Que disfrutéis del fin de semana

    ResponderEliminar
  2. La pasión turca, la he visto un montón de veces, a mí me gusta mucho, y no me canso de verla, incluso, la tengo también en libro, me alegra mucho la compartas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María: me alegra saber que también te gusta tanto la peli como el libro. Un beso y gracias

      Eliminar
  3. Mi querida Águeda. Gala, vecino y amigo, se inspiró en mí...,.
    -
    Cuando me pongo un preservativo... NO la saco hasta que huele a goma quemada.
    -
    Un beso a mi estilo turco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Eloy: cuanto gusto leerte por aquí....jajajajaja eres tremendo pero sabes lo que te aprecio. Besos

      Eliminar
  4. La película me hizo pensar que la novela, que no he leído, no era demasiado interesante. Es una película pretenciosa que no responde a lo único que recuerdo como atractivo: el título.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Independiente: ya sabes que para gustos los colores...a mí si me gustó la novela y también la película....un besito

      Eliminar
  5. Una historia que tal vez sea más común de lo que se pueda creer. Pero no sintonicé con Desideria la pasión que sentía por Yaman. El contexto no convence. Y conforme avanza el relato, da perplejidad ver hasta qué punto puede llegar una persona a anularse por completo con la excusa de un amor apasionado. Falta base. Me ha dejado apático esta historia, a pesar de que podía prever en parte como terminaría.
    La novela ya no tuve ganas de leerla por más que de Antonio Gala tengo libros en los que me gusta su escritura poética.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justin: a mí personalmente no es uno de mis escritores favoritos, aunque tengo algún libro suyo. Es verdad que en nombre del amor podemos hacer muchas burradas. Un beso poeta

      Eliminar
  6. Podría ser la vida de fulana, zutana o mengana. Por eso, me gusta más el final de la adaptación de Aranda, es una forma extrema de hacer justicia, o por lo menos, con sabor a ella. En la vida real, muchos son los hombres que sufren maltrato de manos y boca de sus mujeres, y aunque éste es otro tema, tiene los mismos ingredientes enfermizos del que tú -tan bien detallado- nos presentas en esta oportunidad.

    Saludos, Águeda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensador: es verdad que la mujer puede ser tan maltratadora como el hombre...hay que radicar todo lo malo del ser humano...que es una tarea muy difícil. A mí en cuanto al final me habría quedado con el de Gala, porque la vida de Desi fue así, trágica. Un beso

      Eliminar
  7. No he visto la peli ni leído la novela, pero me he hecho una cierta idea a partir de lo que has contado estupendamente. Cuando se reprimen las cosas una lagartija se puede convertir en un dragón, y si te quedas sin poder vivir en su debido momento lo que es parte esencial de la vida, lo terminas viviendo al final tal vez no en las mejores circunstancias. El problema de Desideria le viene de la España cutre, facha y siniestra que durante siglos se ha dedicado a refinar la represión con una Iglesia insana, en lugar de cuidar la vida y auparla de vez en cuando. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Germán: ahí has dado en el clavo....en aras de la religión o en nombre de un Dios se comenten muchos errores...llegando incluso a la muerte. La España de Franco fue así, por suerte yo la recuerdo de pasada. Hoy en día hay que aprender de los errores del pasado. Gracias y un beso

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo contigo en que hay que leer el libro y ver la película, cada cosa por su sitio. Pasa muchas veces que si comparas los libros con las pelis uno de los dos sale perdiendo y no creo que sea justo. Recuerdo, por ejemplo, LA HORA VENTICINCO, o EL NOMBRE DE LA ROSA o esta que comentas. Cada cosa está bien sin necesidad de compararlas. El comentario me parece detallado y ajustado a la realidad. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio: muchas gracias por darnos tu opinión. A veces cuando lees el libro y después ves la película te deja un sabor de boca ácido pues quizás no se ajusta mucho...pero siempre que comento he leído la novela y después veo la película...un beso

      Eliminar

  9. La pasión del alma, según buscador


    Me vas desnudando y siento rubor...Poco a poco y con delicadeza me muestras tu sentido de la vida; me llenas sin darme cuenta escuchando tu canto de sirena. Me fijo en tus gestos, en tu mirada, en la forma que mueves las manos al expresarte o al tomar algo...Te me repites en la memoria y me haces pensar sobre tu punto de vista, hasta me escuchas mientras e escucho. Tienes sensatez y cordura a la vez que originalidad con buen gusto sin perturbar a nadie. Cuando algo te encanta de tus labios, tu sonrisa y mirada nace la magia al instante que me perturba. Siempre abierta a la belleza sin prejuicio alguno. Escuchas la música que te pongo y enredas versos como comentarios inocentes...y me sigues desnudando en mi forma de ser y yo, pobre de mí, por no ser menos, ya estoy enamorado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasos encontrados: ayssssssssssssss me ha fascinado tu comentario...es genial, dulce, exótico y hasta erótico. Gracias. Un beso

      Eliminar
  10. Vi la peli hace mucho tiempo y no me pareció muy buena. La novela no la he leído. La pasión, sea de la índole que sea, es capaz de arrastrarnos a lo inimaginable. Gracias por compartirlo con nosostros. Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmhr: la película podría ser mejor y quizás le faltó el final de Gala....te recomiendo el libro, que seguro no te deja indiferente. Un beso preciosa.

      Eliminar
  11. No he leído nada de este escritor, pero tu reseña me anima leer el libro y ver la película.
    Cuando se ama de verdad a alguien, todo lo tolera, todo lo acepta y le parece muy bien, de otra forma no es amor. Nada por el estilo! Es un grave error pensar de esa manera. El amor no esclaviza a nadie, y lastimosamente hay muchas Desiderias en el mundo. Gracias por compartir.
    Beso y que tengas un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yessy: todo no vale en el amor...y te animo a que leas el libro. o que veas la película, que no te dejará indeferente. Un beso

      Eliminar
  12. Me gustó la obra y la peli, y lo mas importante es que gustó a las mujeres, que ya es acertar. Mas en temas de alcoba.
    Además coincidió con un crucero por la zona con varias parejas, y creo; por no decir que lo sé, que todas se leyeron el libro y todOssss lo disfrutamos. Lo que nunca sabremos es si algún otomano también jajajajaa.
    Gracias por la recomendación guapetona. En nombre de Control y pendones sin fronteras, un besazo

    ResponderEliminar